¿Es beneficioso el ejercicio para nuestra salud…mental?

Todos sabemos que SÍ. Su beneficio tanto físico como emocional es indiscutible, el deporte nos ayuda a liberar de la forma más rápida algunas hormonas como las endorfinas, sustancias de la tranquilidad y la alegría, la serotonina nuestro más importante estabilizador emocional y la dopamina cuya función es motivarnos a conseguir objetivos.

Por estas tres buenas razones, nos encanta hacer ejercicio.

Sin embargo es importante tener en cuenta algunos datos:

– Para producir un efecto tranquilizante el ejercicio debe ser rítmico (andar, correr, nadar, montar en bicicleta, saltar obstáculos…) y en una intensidad del 30 al 60% de la capacidad de la persona.

– Una sesión de ejercicio aeróbico es suficiente para reducir ansiedad.

– Para lograr beneficios emocionales en estados depresivos necesitamos que haya constancia en la actividad deportiva.

– Tanto el ejercicio aeróbico como anaeróbico presentan un valor similar en cuanto a beneficios en el estado de ánimo.

– Un ejercicio moderado ofrece al ser humano un beneficio emocional similar al de un ejercicio vigoroso.

– Los ejercicios de alta intensidad, no reducen la depresión, por el contrario generan un aumento de la tensión, irritación, fatiga y descontrol emocional. Se libera adrenalina, nos sitúa en estado de alerta, que a medio plazo produce obesidad, insomnio, problemas sexuales, falta de concentración, memoria y estado de ánimo deprimido, entre otros.

En resumidas cuentas, el ejercicio es nuestra mejor medicación emocional, la tenemos que tomar de forma moderada y constante para conseguir el efecto deseado.

 

Iria Mato Blanes, psicóloga

 

Deja un comentario